Queso Gamonedo del Valle
  • Queso Gamonedo del Valle

Queso Gamonedo del Valle

8,50 €

Queso de Gamonedo del Valle, conocido tambíen en la zona como "Queso Gamoneu".

Un queso asturiano de sabor auténtico, elaborado con leche cruda de vaca, sin réplica en el mundo conocido. Este queso es fruto de una tradición que ha ido pasando de padres a hijos como uno de los conocimientos más apreciados de la familia.

En el método de elaboración no interviene ningún producto ajeno a lo estrictamente natural.

Los quesos es aconsejable conservarlos en frío. Para disfrutar de todo su sabor aconsejamos dejar que se aclimate a la temperatura ambiente una media hora antes de consumirlo.

Envío en Frío Recomendamos escoger el transportista de "Envío en Frío" para no romper la cadena de frío y que el producto llegue en óptimas condiciones. Es responsabilidad del cliente escoger el método de envío "Envío en Frío". Por un envío inadecuado Origen Asturias no se hace responsable en ningun caso del estado en que lleguen los artículos.

Cantidad
Agotado

  • 100% Pago Seguro 100% Pago Seguro
  • Envío gratis - Por 80€ de compra Envío gratis - Por 80€ de compra
  • Política de devoluciones Política de devoluciones

El Gamonéu suele degustarse en tacos alargados no muy gordos y acompañado de pan. Pero en la cocina asturiana contemporánea se utiliza cada vez en más platos: cremas, salsas... o por ejemplo espolvoreado para ensaladas.

Su creación se sitúa dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa. Este queso madura en cuevas naturales y conserva el aroma de una cultura de pastores trashumantes, que en primavera y verano buscan los pastos de alta montaña para sus vacas autóctonas, casinas y carreñas, así como ovejas y cabras.

Su elaboración artesana pasa por mezclar la leche del rebaño de los dos ordeños del día, el de la mañana y el de la tarde, obteniendo al día siguiente una cuajada ácida que se desuerará lo más posible. Al cabo de varios días se espolvorea la pieza con sal gruesa y se coloca en estancias de madera donde permanecerá 10-15 días recibiendo el humo generado en el interior de la cabaña. A continuación el queso se traslada a las cuevas naturales de las montañas, donde permanecerá dos meses hasta que la corteza ligeramente ahumada se recubra de un intenso velo mohoso de tonos rojizos, grises y verdosos. El interior se vuelve seco y quebradizo, con un sabor ligeramente picante.